TIFOIDEA AVIAR (Causas, Síntomas, Tratamiento)

La Tifosis o Tifoidea aviar (TA) es una enfermedad que afecta principalmente a gallinas adultas. La infección contamina y afecta distintos órganos de la ave a mismo tiempo (septicemia), es por ello que resulta una enfermedad de gran importancia.

Tifoidea en gallinas

Afortunadamente es una enfermedad que no tiene importancia en salud pública, y que se encuentra mayormente en aves de traspatio. Sin embargo, en granjas se debe de contar con medidas preventivas para evitar este padecimiento, el cual puede matar hasta el 80% de las aves infectadas. A continuación te presentamos todo lo que debes saber de la tifoidea aviar, su tratamiento, síntomas, causas, vías de propagación.


¿Qué es la Tifoidea Aviar?

Se puede definir como tifoidea aviar a la enfermedad producida por la infección de la bacteria Salmonella Gallinarum (SG), una bacteria de la familia enterobacteriaceae, huésped específico (gallinas y pollos), Gramnegativas e inmóvil. La cual, provoca decaimiento, anorexia, temblores en cabeza y cuello, diarrea verdosa, entre otros síntomas.

Este problema afecta principalmente a las gallinas adultas, el cual infecta a un gran número de órganos, como el bazo, riñón y hasta el corazón. Por ello, su porcentaje de mortalidad resulta alta y varía entre 10% hasta un 80%. Provocando grandes pérdidas económicas.

Los pollos son las únicas aves que se enferman por la bacteria S. gallinarum, y aunque se han descrito infecciones en patos y palomas, la mayoría de estas razas parecen ser resistentes a la tifosis aviar clínica. Conoce tambiénlas diferencias con la salmonelosis en gallinas y evitar su propagación.

Considerándola como una enfermedad altamente adaptada a las gallinas y pollos.


Causas

El contagio inicial puede ser causado por diversos factores, entre los principales se encuentra: 1) el ambiental ; 2) manejo avícola incorrecto, 3) falta de higiene y desinfección.

Las causas más frecuentes que provocan la tifoidea son:

  • Contaminación de camas, alimento y bebida.
  • Animales silvestres que entran en contacto con las gallinas.
  • Parásitos externos, en especial el acaro rojo, el cual se ha comprobado que está involucrado en la propagación de la tifosis aviar. (conoce como eliminar ácaros del gallinero).
  • Canibalismo en gallinas ponedoras.
  • Infección a través de heridas abiertas.
  • Las gallinas comen heces  o basura infectada.
  • Mezcla de pollitos con gallinas adultas.
  • Colocar nuevos pollos sin una desinfección previa del área.

Una vez infectadas, las gallinas se convierten en portadoras del patógeno, la cual, contaminaran a sus crías y a las demás ponedoras. Una vez ingerida la bacteria, supera la barrera intestinal y coloniza distintos órganos como el hígado, bazo, riñones y oviducto, dada su capacidad de sobrevivencia. Se ha encontrado que pueden sobrevivir en entornos desfavorables durante meses y años.

Además del contagio, existen al menos “10 factores de riesgo que contribuyen a aumentar el contagio” de la tifoidea en gallinas, entre las que destacan:

  • Mantener una alta densidad de gallinas por metro cuadrado.
  • El alojamiento de las aves de un día, sin una previa verificación de la ausencia de infecciones.
  • Falta de programas de bioseguridad y vacunas.
  • Granjas multi-edades, sin manejo de núcleos por edad.
  • No tener control de la higiene y desinfección de las instalaciones, equipo y personal.
  • No proporcionar la cantidad y ni calidad de comida y nutrimentos requeridos.
  • Exceso de calor, provocando un medio propicio para propagación de enfermedades.

Se ha identificado un mayor porcentaje de infecciones en corrales de ponedoras marrones, en comparación con las razas de gallinas ponedoras blancas, reproductoras y de engorde.


Síntomas de la Tifoidea en Gallinas

Las señales que un ave está infectada de tifoidea pueden variar, pero uno de los síntomas iniciales es que dejan de comer y beber, provocando una disminución que el pollo pierdan peso. Sin embargo, para tener mayor seguridad que se trata de tifoidea y no de otra enfermedad, se puede observar los signos más comunes, como son:

  • Pollos sin apetito.
  • Disminución en el consumo de agua (Deshidratación).
  • Decaimiento, somnolencia o depresión.
  • Pueden presentar temblores.
  • Plumas erizadas.
  • Puede observarse dificultad para respirar o jadeos.
  • Diarrea verde o en ocasiones con sangre.
  • En pocos días pueden llegar a morir.

Lesiones en los órganos

Cuando el ave muere se pueden observar lesiones de diversos órganos. Donde se puede certificar que se trata infección por tifoidea. El animal presentara las siguientes lesiones:

  • Hígado: Pude tener un mayor volumen y verse con múltiples focos necróticos, casi siempre blanquecinos y/o amarillentos, hemorrágico y con algunas zonas verdosas.
  • Vasos sanguíneos: pueden dilatarse y observarse moteado y con esplenomegalia.
  • Pulmón: es poco frecuente pero se ha observado nódulos blancos y focos necróticos, los cuales muchas veces se asemejan a tumores.
  • Corazón: se puede observar nudolos blancos, similares a los observados en el pulmón.
  • Folículos ováricos: estos se deforman y pueden ser de color verdoso y a veces consolidado al tacto. La salpingitis o impactación oviductal son frecuentes.
  • Riñón: este puede presentar una coloración verdosa y nefromegalia.

También te recomendamos conocer: Cuanto cuesta poner una granja de pollos.


Tratamiento contra Tifoidea

Una vez que un ave se infecta de tifosis no existe un tratamiento que sea 100% efectivo para sanar a las gallinas. Sin embargo, los antibióticos para pollos con problemas respiratorios como son la amoxicilina, eritromiciona, gentamicina, entre otros, reducen temporalmente la mortalidad, pero no elimina la bacteria. Una vez contaminadas, las aves permanecen con la Salmonella Gallinarum y la enfermedad puede regresar en cualquier momento, generalmente en situaciones de estrés.

A continuación se presenta una serie de puntos que ayudan a un mayor control y mejoramiento de las aves infectadas:

  1. Aplicar las vacunas básicas, estas transfieren inmunidad a las aves.
  2. Control de insectos, roedores y animales externos, que pueden ser portadores de infecciones.
  3. Separación inmediata de las aves infectadas.
  4. Aplicar tratamiento mediante antibióticos potentes de amplio espectro, como la amoxixilina o gentamicina.
  5. Utiliza probioticos para gallinas, ) son útiles en el control de S.Gallinarum y deben ser implementados desde el primer día de vida y continuarse en etapas posteriores.
  6. Limpia las áreas expuestas con ayuda de productos para desinfectar gallineros.

Esta bacteria no debe de ser subestimada, cada acción que se ejecute para el control es también una oportunidad para que ella se adapte, mejorando sus habilidades para resistir en ambientes desfavorables, incluso con productos antimicrobianos“.

Vacunas contra tifoidea

Por lo anterior, la mejor forma de evitar la tifoidea aviar siempre será la vacunación y la bioseguridad de la granja. Las vacunas vivas atenuadas con la cepa rugosa SG 9R estimulan el sistema inmunitario del ave para que produzca células de defensa y anticuerpos contra la bacteria S. Gallinarum.

Las vacunas del tipo inactivas se utilizan en aves reproductoras para transferir inmunidad materna a su progenie. Su empleo en ponedoras disminuye la excreción fecal de salmonelas y por ende disminuye la contaminación de los huevos. Conoce el programa de vacunas para pollos recién nacidos.


Tifoidea Aviar en Humanos

Como se describió, la bacteria S. gallinarum tiene una elevada adaptación al huésped (gallinas y pollos) y “no se le considera de riesgo para la salud pública”. Según una encuesta, sólo 8 de más de 450.000 aislamientos de Salmonella en humanos resultaron Salmonella gallinarum.

La Tifoidea Aviar no debe confundirse con la fiebre tifoidea en los humanos, que es causada por un organismo claramente diferente.

Te sugerimos conocer cuáles son los mejores antibióticos para coriza aviar.

Referencias:

7 comentarios en «TIFOIDEA AVIAR (Causas, Síntomas, Tratamiento)»

Deja un comentario