Síndrome de la Cabeza Hinchada en Gallinas

El síndrome de la cabeza hinchada es una enfermedad altamente contagiosa e infecciosa, que ataca principalmente a las gallinas y pollos. Esta patología se caracteriza por la aparición de edemas en la cabeza y síntomas respiratorios con la consecuente mortalidad.

Tratamiento del síndrome de la cabeza hinchada

Si quieres saber por qué se les hincha la cara a las gallinas y como curar el síndrome de la cabeza hinchada, te invitamos a continuar con la lectura de este artículo, ya que aquí se hablara de las causas y tratamiento para este problema.


Causas

Las condiciones ambientales del galpón afecta directamente la salud de las aves. Por lo tanto, si los componentes ambientales no son óptimos, se puede producir el síndrome de cabeza hinchada en aves. Los principales factores que predisponen esta enfermedad son los siguientes:

  • Mala ventilación
  • Niveles altos de amoniaco
  • Exceso de polvo en el gallinero
  • Microclima pobre
  • Frío

También, la sobrepoblación de pollos en el galpón puede dar origen a esta enfermedad, ya que esto hace que se incremente los niveles de amoniaco, lo cual ocasiona ciliostasis y disminución de cilias: con ello se facilita el ingreso del virus metapneumovirus al organismo del animal, que es el causante del síndrome. Por lo anterior, es fundamental saber cuantas gallinas por metro cuadrado deben estar en el galpón.


Síntomas

Los pollos de engorde son afectados por esta enfermedad entre las 3 y 6 semanas de edad, sin embargo la mayor afectación se presenta entre las 4 y 5 semanas. En el caso de las gallinas ponedoras y reproductoras pesadas, estas pueden ser afectadas a cualquier edad. A continuación, se presentan los principales síntomas del síndrome de cabeza hinchada:

  • Se le inflama la cabeza a los pollos
  • Somnolencia
  • Depresión
  • Disminución del consumo de alimento
  • Estornudos
  • Tos
  • Conjuntivitis
  • Lagrimeo
  • Conjuntivas enrojecidas
  • Ojos en forma de almendra y oblonga
  • Estertores
  • Rinorrea
  • Diarrea
  • Alta morbilidad
  • Leve aumento de la mortalidad

En las razas de gallinas ponedoras, los ovarios son afectados, por lo que hay una reducción en la producción de huevos.


Tratamiento de la cabeza hinchada

aumentar postura en gallinas

Muchos criadores expertos y médicos veterinarios que están a cargo de la sanidad de granjas avícolas, realizan una práctica bastante sencilla como tratamiento para la hinchazón de cabeza en pollos.

Lo único que se debe hacer es preparar una solución desinfectante yodada y aplicarlo de manera tópica en la cara del ave 4 veces al día. Los expertos sugieren sumergir la cabeza del animal enfermo dentro de dicha solución y utilizar algún antibiótico, más antiinflamatorio en el agua de bebida de los pollos durante 5 días seguidos.

Te sugerimos leer: Aspirina para pollos, ya que este medicamento tiene efectos antiinflamatorios que ayudan a reducir la hinchazón.


Prevención y control

Para prevenir la enfermedad es necesario mantener unas adecuadas medidas de higiene en el galpón, así como también mejorar las condiciones del ambiente. Las siguientes recomendaciones pueden ayudar a proteger la salud de las aves.

Condiciones ambientales optimas

El manejo optimo del ambiente, principalmente de una buena ventilación para disipar los gases tóxicos del galpón, ayuda a reducir el riesgo del síndrome de cabeza hinchada en pollos.  Para ello, es necesario evitar la sobrepoblación de aves y mantener las camas secas, a fin de evitar el exceso de humedad y una alta concentración de materia orgánica, los cuales favorecen el desarrollo de amoniaco.

Fortalecer el sistema inmunológico de las aves

Si las gallinas tienen un sistema inmune bien desarrollado tendrán la capacidad de enfrentar condiciones adversas y patógenos ambientales. Algunos aditivos naturales que están compuestos de plantas, poseen principios activos que ayudan a fortalecer el sistema inmune de los pollos. De esta manera se reduce el riesgo de mortalidad y se mejora la productividad de las aves.

Vacunas

Existen algunas vacunas para el tratamiento del síndrome de cabeza hinchada, las cuales ayudan a reducir los signos clínicos. A continuación, se describen 3 productos que ayudan a prevenir esta enfermedad.

Hipraviar TRT

Este producto es una vacuna inactivada en emulsión inyectable. La vía de administración es subcutánea, en la parte dorsal media del cuello o intramuscular en la pechuga.  La dosis es de 0,5 ml/ ave. En pollos, la vacuna se debe aplicar dentro de los primeros 15 días de vida y en ponedoras y reproductoras se debe aplicar dos semanas antes de la puesta.

Avifa

Avifa es una vacuna viva atenuada la cual ayuda estimular la inmunidad activa frente al virus del síndrome de la cabeza hinchada. La vía de administración es ocular o por medio del agua de bebida.

Para 1000 dosis vía ocular, se debe diluir la solución vacuna reconstituida (1 ml) en 60 ml de agua potable y posteriormente depositar una gota de la solución vacunal en el ojo de cada ave. La administración en el agua de bebida para 1000 dosis es la siguientes: diluir la solución vacunal reconstituida (1ml) en 15 litros de agua potable. Esta agua medicada debe ser consumida por los animales dentro de las dos horas siguientes a su distribución.

Es importante que el agua que se utilice para preparar la solución vacunal, esté libre de antisépticos y desinfectantes.

Nemovac

Este fármaco es una vacuna viva liofilizada que induce la inmunidad activa contra la infección por neumovirus aviar, que es el causante del síndrome de la cabeza hinchada en gallinas. La vía de administración es oral, por medio del agua de bebida.

Se debe administrar una dosis de la vacuna entre los 7 y 14 días de edad, cuando los niveles de anticuerpos maternos sean bajos. O a los 14 días si los niveles de anticuerpos maternos pueden ser elevados.

El agua o material que se emplee para preparar y administrar la vacuna debe estar libre de antisépticos y desinfectantes. Es importante utilizar la vacuna inmediatamente después de su reconstitución.

1 comentario en «Síndrome de la Cabeza Hinchada en Gallinas»

Deja un comentario