¿Cómo Quitarle el Miedo al Gallo de Pelea?

Toda persona que se dedica a la cría de aves combates desea que su gallo sea fuerte, valiente, certero y rápido durante un enfrentamiento. Sin embargo, en ocasiones sucede que el ave tiende a huir durante un encuentro. Si actualmente esta pasando por este problema y quiere saber ¿¿Cómo quitarle el miedo al gallo de pelea?, te invitamos a la lectura de este artículo.

quitar miedo al gallo
Gallo Huido

Existen diversos factores que hacen que un ave de lidia no quiera pelear o corra durante un enfrentamiento. A continuación, se describe cuáles son las características que presenta un gallo huido, temeroso o miedoso, posteriormente se hablara de los factores o causas que ocasionan este problema y finalmente “cómo hacer que el gallo sea bravo” o no tenga miedo.


Características de un gallo huido o con miedo

En muchas ocasionas se quisiera conocer desde temprana edad si un gallo en particular es bueno para pelear o podría correr a la hora de los combates. “Un buen gallo de pelea es agresivo desde las primeras semanas“, y siempre estará dispuesto a pelear con otros ejemplares que se encuentren en la misma jaula o invadan su territorio. Por eso es que esta raza siempre debe de estar separados en su propia jaula.

Sin embargo cuando un gallo NO sirve para pelear también se pueden tener señales en las distintas etapas. Algunas de las características mas notorias de un gallo huido son:

  • Tienden a huir de otros gallos y aves y las pupilas están dilatadas.
  • Bajan las plumas de la cola.
  • Durante un enfrentamiento simula estar muerto.
  • Las plumas de la cabeza están levantadas.

Es importante conocer la edad del gallo ya que si este es muy joven, puede que aun le falte desarrollar su instinto de pelea.


Causas que originan que un gallo tenga miedo o no quiera pelear

Un gallo que huye durante un enfrentamiento es un animal que tiene miedo o se niega a pelear y por ello tiende a correr, en el mundo gallero a este tipo de comportamiento se le conoce como “gallo corrido o huido“. Esta conducta supone un gran problema para los galleros, por lo cual es importante conocer cuáles son las razones de que el ave no quiera combatir.

A continuación se describen los principales factores de este problema.

Gallos demasiado jóvenes

El gallo debe de tener la edad correcta para poder combatir, si son demasiado jóvenes o pequeños, puede que durante la pelea se corran o simplemente pierdan con facilidad. Generalmente los principiantes cometen el error de llevar a combatir a los gallos cuando estos aún no han madurado física ni mentalmente.

Para que un gallo esté listo a un enfrentamiento “debe tener entre 19 a 24 meses de vida”, ya que durante ese tiempo ha podido desarrollar bien su instinto de combate y cuenta con suficiente resistencia, agresividad y experiencia para un encuentro.

Tipo de raza

De acuerdo a la raza del gallo de pelea dependerá mucho de la edad en que está listo física y mentalmente para pelear. Por ejemplo, algunos gallos de raza asiática como la raza Malaya están listos para enfrentamientos después de un año de vida. En cambio los gallos españoles o cubanos están listos para pelear a los 8 a 9 meses de edad. Por ello “conocer la raza del ave es fundamental para saber cuándo está listo para un combate y no de señales de miedo“.

Falta de entrenamiento

fuerza y resistencia de gallo

Para quitarle el miedo a un gallo es importante que haya tenido una buena preparación y entrenamiento antes de combatir. Jamás debe salir un gallo a participar en peleas o topas si no cuenta con la suficiente práctica, de lo contrario es muy probable que el animal sienta miedo y tienda a huir durante un enfrentamiento.

El gallo percibe el miedo

Los gallos son animales muy inteligentes que tienen una buena capacidad de percepción. Gracias a su glándula pineal estos animales son más sensitivos, inteligentes y hábiles. Por ello, si durante un enfrentamiento el gallero está nervioso, temeroso o asustadizo, es muy probable que trasmita esos temores al animal, que es una percepción de negatividad que se verá reflejado durante el combate.


¿Cómo quitarle el miedo a un gallo de pelea?

Para que un gallo deje de tener miedo, el entrenamiento o cuido es fundamental, además de los cuidados referentes a cualquier gallo de pelea. A continuación se describe un método de entrenamiento para hacer que un gallo sea bravo y se le quite el miedo.

1. Poner al gallo con una gallina

Durante la primera semana de entrenamiento se debe colocar al gallo por un día entero junto a una gallina en los voladeros. Esto hace que el macho produzca un mayor nivel de testosterona debido a que tienen el instinto de pelear por sus gallinas. Posteriormente, al sexto día se recomienda humedecer las alas del gallo con algún aceite para hacerlas más flexibles y hacer la primera topa por un periodo de 3 minutos.

El objetivo de este entrenamiento es observar que áreas hay que trabajar para mejorar el desempeño del animal. Se sugiere que en los días de entrenamiento aumente la cantidad de proteínas en el alimento y que proporcione al animal agua abundante con vitaminas dos veces por semana.

2. Entrenamiento

Para la segunda semana iniciando el día lunes, se comenzara a entrenar al gallo durante 10 minutos. Antes de iniciar se le debe dar al animal masajes y movimientos de estiramientos suaves en las patas, piernas, dedos y coyunturas. El entrenamiento consiste en realizar 3 minutos de correteo, 3 minutos de cuerda y los últimos 4 minutos son para ejercicios de fuerza, como tabla inclinada, volados y ochos.

Después de este entrenamiento se debe dejar descansar a las aves durante 4 días y al quinto día que es sábado, se debe realizar tope durante 5 minutos. También es importante que se conozca la manera correcta de dar fuerza al gallo mediante el cuido y alimentación.

3. Repetir continuamente el entrenamiento

dieta para gallos heridos
Gallos en combate

Para que el gallo tenga más fortaleza, confianza y pierda el temor, es necesario que el entrenamiento sea continuo. Por lo anterior, para la tercera semana se debe repetir el mismo entrenamiento que se realizó en la segunda semana, que es 10 minutos entre calentamiento y ejercicios de fuerza del día lunes y posteriormente el día sábado realizar tope por 5 minutos.

Para la cuarta y quinta semana se debe continuar con el mismo entrenamiento de las semanas anteriores, a excepción de que el tope para la cuarta semana debe ser por 10 minutos y en la quinta semana se disminuye el tope a 5 minutos. Para este periodo de tiempo es importante aumentar los carbohidratos el día anterior al tope.


Conclusiones

La falta de preparación física tiene como consecuencia una falta de preparación mental.

Por ello es importante contar con un buen programa de entrenamiento, ya que este ayuda a quitarle el miedo al gallo de pelea. Además de esto se debe tener en cuenta la edad del animal, ya que si es demasiado joven aun no habrá desarrollado su instinto de combate. Finalmente hay que conocer la raza del ave, ya que si el animal no tiene una buena ascendencia, entonces no será útil para los combates.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *