Muda forzada en gallinas de postura

La muda o pérdida de plumas en gallinas es un fenómeno natural que se produce cada año. Para el caso de las ponedoras, la muda de plumas comienza aproximadamente entre 50 y 70 semanas después del primer ciclo de postura. Durante ese fenómeno, las gallinas reducen su postura significativamente. Por ello, actualmente la mayoría de los avicultores recurren a la muda forzada en gallinas de postura, con la finalidad de mejorar los parámetros productivos.

Si deseas saber cuáles son las ventajas y desventajas de forzar la muda en gallinas ponedoras, continúa con la lectura del artículo ya que aquí te explicaremos las consecuencias de realizar este proceso. También hablaremos de algunas técnicas para forzar la muda y cuando es más conveniente realizar cada una de estas.


Ventajas y desventajas de la muda en gallinas de postura

La perdida de plumas de forma natural en gallinas se desarrolla de manera gradual, teniendo en promedio una duración de 6 a 15 semanas. Este proceso se puede llegar acortar mediante la muda forzada, en el cual las gallinas perderán de manera inmediata parte de sus plumas y se podrá reiniciar rápidamente la producción de huevos.

Forzar la muda en ponedoras desencadena una serie de consecuencias, dentro de las cuales algunas resultan bastante ventajosas y otras no. A continuación mencionaremos algunas de las ventajas de la muda forzada y posteriormente sus desventajas.

También es importante que conozcas las distintas causas de la retención de huevo en las gallinas y como solucionarlo.

Ventajas:

  • Mayor tiempo de producción de huevos.
  • Menor necesidad de ponedoras de reemplazo.
  • Mejor inicio del peso del huevo.
  • Mejor calidad externa e interna del huevo.
  • Mejores resultados en productividad y persistencia de la producción.
  • Se puede satisfacer las necesidades del mercado.

Desventajas:

  • La puesta es de un 5 a 10% menor en el segundo ciclo de producción.
  • Mayor índice de patologías por el estrés que produce la muda.
  • Alta mortalidad si no se efectúa el método correctamente.
  • El costo de la reposición de las aves puede ser mayor.
  • Mayor consumo de alimento, lo que significa mayores necesidades de mantenimiento.
  • Mayor costo por Kg de huevo.

Métodos de muda forzada en ponedoras

Existen distintos métodos para inducir la muda forzada en gallinas de postura. Generalmente estas técnicas se clasifica en tres, las cuales son: método de manejo, método nutricional y método farmacológico. A continuación describiremos en que consiste cada uno de estos.

Método de manejo

Este método consiste en hacer que las aves entren en estrés para desencadenar el proceso de muda. Para ello, se les priva a los animales de alimento durante un número variable de días, seguida de una ingesta limitada de proteínas durante un periodo prologado. También se les restringe a las gallinas la ingesta de agua y se manipula el fotoperiodo.

Dentro del método de manejo se encuentra el “californiano“, que consiste en los siguientes pasos:

  1. Del día 1 a 10 las aves se mantienen en ayuno.
  2. De 11 a 28 días se les proporciona a las gallinas cereales a discreción.
  3. El día 29 se les suministra pienso de ponedoras.
  4. Del día 1 a 28 se les proporciona luz natural.
  5. El día 29 se realiza un programa para pollitos que inician su producción.

Método nutricional

El método nutricional consiste en adicionar exceso de Zinc en la dieta o alimento de las gallinas (15 mil a 25 mi mg/Kg de Zinc). El óxido de Zinc reduce la postura de las aves a cero e induce a la muda de las plumas, debido a que se promueve una intoxicación y el alimento tiene un pésimo sabor, provocando una disminución de consumo de alimento.

baja producción de huevo

Durante los primeros días las gallinas tienen un consumo de entre 25 a 30 gr de alimento y los días siguientes de entre 7 a 15 gr. El bajo consumo de alimento hace que las gallinas no produzcan huevos y muden de plumas. También inhibe el centro de apetito que se ubica en el cerebro, dando como resultado la baja postura de manera inmediata.

Método farmacológico

Este método consiste en suministrar sustancias antiovulatorias a las aves para forzar la muda. Algunas de las sustancias más utilizadas son el tamoxién, metaliburo, corticosterona y progesterona. Generalmente, este es uno de los métodos menos utilizados por los avicultores, debido a que muchos de estos fármacos están prohibidos utilizarlos. Como por ejemplo el metaliburo por su efecto en el hombre.


Criterios a considerar para decidir realizar la muda forzada

La muda forzada en las aves es una herramienta útil que permite a los criadores obtener de los lotes de aves un mayor número de huevos de mejor calidad. Por lo que el objetivo de forzar la muda es principalmente de índole económica. Sin embargo, para que este proceso sea realmente conveniente debes realizarlo teniendo en cuenta los siguientes puntos:

  • El precio de obtener pollas de reemplazo es muy alto.
  • No hay disponibilidad de pollitas de reemplazo en el mercado.
  • El precio de coste del pienso es muy bajo.
  • El precio de venta de gallinas viejas es muy bajo.
  • El precio de ventas de los huevos es muy bajo.
  • Cuando el precio diferencial del huevo hace más conveniente producir huevos grandes que pequeños.
  • Cuando se tiene disponibilidad de instalaciones de postura.
  • Cuando no hay posibilidad de recriar aves en ese momento.

Todos estos puntos de vista deben de considerarse al determinar si se realizara el desprendimiento de plumaje forzado en las gallinas ponedoras, ya que muchas veces puede ser contraproducente. Si usted esta considerando esta opción lo mas importante es que despeje todas las dudas con un especialista en las tiendas veterinarias, y el tratamiento siempre tiene que ir acompañado de un profesional.

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *