Como Educar a un Pato

Los patos son animales muy bonitos, sociables y cariñosos, por lo cual no es raro que algunas personas las prefieran a los patos como mascota. Si eres de las personas que tiene o busca un pato domestico para tenerlo como compañero en la casa, algo primordial y de importancia que se debe de conocer es cómo educar un pato, ya que de esta manera podrás disfrutar mejor de su compañía.

educar a patos

Tener un pato como mascota exige gran responsabilidad, ya que es necesario que garantices al animal las condiciones óptimas para su buen desarrollo y para que este feliz. Para ello es importante su dieta, higiene, su entorno y educación. En este artículo nos enfocamos en este último aspecto, para poder enseñar al ave y no cause problemas.


3 MÉTODOS PARA EDUCAR UN PATO

Estas aves son animales muy inteligentes, por lo que si dedicas esfuerzo, tiempo y dedicación, puedes estar seguro que aprenderán a socializar fácilmente con las personas y tu familia estará feliz de tenerlo como mascota. A continuación describiremos diferentes métodos para enseñar a un pato a socializar, a responder por su nombre y alentarlos a andar con libertad fuera de su corral. También es importante que conozcas las mejores razas de patos para mascotas.

1. ALIENTA AL PATO A DEAMBULAR CON LIBERTAD

Cuando adquieras a un patito, de pocas semanas de vida, lo primero que se debe de hacer para empezar con su adoctrinamiento es situarlo de inmediato en su jaula y deja que pase el mayor tiempo posible allí. Se recomienda que lo mantengas en el corral mínimo una semana. Esto permitirá que tu mascota se familiarice con las instalaciones y todo lo que lo rodea.

En poco tiempo observaras como el pato comienza a percibir su jaula como un refugio seguro, en el cual puede regresar.

Algo importante que debes tener en cuenta, es que debes proporcionar a tus patos una jaula cómoda y limpia. Se recomienda que cubras el suelo de la jaula con césped o paja, para dale al ave un lugar acogedor para descansar o anidar. También, ten en cuenta lo siguientes puntos para el bienestar de la mascota.

  • Instala bebederos y contenedores de alimentos limpios  y de buena calidad para patos.
  • Si el patito es de edad muy temprana, instala una lámpara de calor y colócala cerca de él durante las temporadas frías del año
  • Limpia continuamente sus desechos o cualquier desorden que hagan.

Una vez que el pato se acostumbró a estar en el corral, ahora deja que el ave pasee y explore como quiera. Al principio puede que no quiera salir, sin embargo con el paso del tiempo ira perdiendo el miedo y tendrá interés por salir a explorar. Comienza por dejar la puerta de su jaula abierta para que salga por sí mismo y evita a toda costa forzarlo a salir. Puedes animarlo a que salga colocando puñados de gusanos de harina fuera del corral.

Finalmente, ya que se amaestro al pato para andar con libertad fuera del corral, cuando llegue el atardecer guíalo de vuelta a su jaula. Generalmente los patos regresan instintivamente a su jaula, pero en dado caso que esté confundido, lo mejor será que intervengas. Puedes utilizar un palo grande para dirigir con calma al pato devuelta a su jaula y ya que este adentro, mantén la puerta abierta para que se acostumbre a entrar y salir cuando quiera.

También te puede interesar conocer: ¿Que hace cuando un pato no puede caminar?.

Dejar que los patos anden con libertad es bueno para su salud, ya que pueden realizar el ejercicio que necesitan, controlan plagas como babosas y escarabajos del lugar y se mantienen alimentados adecuadamente.

2. ENSEÑA A LOS PATOS A SOCIALIZAR CON LAS PERSONAS

Para que el pato no muerda a la gente que te visite o se vuelva agresivo, el ave debe de aprender a socializar con las personas y se dejarse acariciar, para esto tendrás que ir lo adiestrando. A continuación te damos algunas recomendaciones que puedes realizar y que de seguro te serán de mucha utilidad.

Consigue algunas de las golosinas preferidas por los patos, como por ejemplo:

  • Gusanos de harina vivos
  • Alimentos frescos como frutas, verduras
  • Granos enteros.

Coloca un poco de cualquiera de estos alimentos en tu mano y extiéndelo lentamente hacia el pato. Cuando este se acerque para investigar las golosinas que hay, aprovecha para acariciarlo o cosquillear su cabeza, procura hacerlo suavemente. El patito al estar distraído con la comida, no se dará cuenta que lo estas tocando. Por “nada toques al pato de manera brusca o demasiado rápido“, ya que lo más probable es que lo asustes, lo mejor es dejar que el mismo se acerque a ti.

Otro aspecto importante es trabajar paulatinamente para recoger al pato. Cuando tu patito este cerca de ti, coloca tu mano en cualquiera de sus alas y recógelo suavemente. Asegúrate de mantener un brazo debajo de su cuerpo para soportar su peso. Ya que lo tengas entre tus manos, háblale tranquilamente y déjalo ir después de un breve momento.

En caso de que el pato no quiera que lo sostengas déjalo ir, ya que si lo tomas por la fuerza lo más seguro es que entre en pánico y sea más difícil que quiera acercarse a ti. Generalmente los patos son animales que les gusta ser acariciados, sin embargo en ocasiones suele tomarles algo de tiempo para que se acostumbren.

Una vez que ya estén acostumbrados puedes sostenerlo por mucho tiempo y aprovechar a limpiarlos y mostrarle cariño.

ENTRENA AL PATO PARA RESPONDER POR SU NOMBRE

Como mencionamos anteriormente, los patos son animales muy inteligentes, por lo que pueden llegar a aprender a reaccionar por su nombre. Para ello, asígnale un nombre a tu mascota y llámalo por ese nombre lo más frecuente que puedas, como por ejemplo cuando lo alimentas, lo bañas, o lo acaricias. Cada vez que lo llames por su nombre, asegúrate de usar un tono de voz claro para que pueda percibir que le hablas.

Finalmente, llama a tu pato para que venga hacia a ti. De vez en cuando procura mantener una distancia entre tú y tu pato y menciona su nombre con una voz clara. Después de que tu ave escuche con frecuencia que lo llamas por su nombre, existe una buena probabilidad de que reconozca el sonido y se acerque a ti.  Si persistes en estas prácticas, ten por seguro que tu pato comenzara a entender cuál es su nombre.


CONCLUSIÓN

Educar un pato es posible, ya que son animales inteligentes y sociables. Todo dependerá de que sigas las recomendaciones que hemos mencionado y que tengas paciencia, tiempo y perseverancia durante su crianza. Esperamos que este artículo te haya sido de gran ayuda y que puedas disfrutar de la etapa de entrenamiento del pato para tener una excelente mascota.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *