Tuberculosis Aviar en Humanos

Existen algunas enfermedades de pollos y gallinas que no son estrictamente de aves y pueden ser transmitidas a personas. Este es el caso del porque se han presentado escenarios de tuberculosis aviar en humanos. Esta enfermedad es una de las más conocidas debido a su popularidad y facilidad de contagio en personas con sistemas inmunes débiles, sin embargo en la mayoría de personas se presenta como inflamación de nódulos linfáticos.

tuberculosis aviar en personas

También es conocida como micobacteriosis y en aves infectadas es frecuente la diarrea y debilitamiento progresivo. En humanos la tuberculosis aviar tienen síntomas muy parecidos, sin embargo con el tratamiento actual esta enfermedad puede ser controlada de forma más rápida y efectiva si la persona si la persona posee un sistema inmune fuerte.


Diferencias entre Tuberculosis aviar y la tuberculosis en personas

Una enorme diferencia entre la tuberculosis de los pollos y la de los humanos es la bacteria patógena que la ocasiona. La tuberculosis aviar es causada por la “Mycobacterium avium”; y la bacteria en las personas es la “Mycobacterium tuberculosis”. Así como en las vacas la tuberculosis es provocada por el microorganismo Mycobacterium bovis.

La bacteria Mycobacterium avium se encuentra muy relacionada con la bacteria de tuberculosis de las personas. Sin embargo en aves, M. avium causa una enfermedad debilitante crónica con nódulos tuberculares y que a diferencia de la infección en humanos,  ocasiona malestares en los nódulos linfáticos inflamándolos. Los síntomas pueden ser más severos en individuos inmunocomprometidos.

Por lo que las gallinas no pueden contagiar al hombre de tuberculosis, puesto que el bacilo patógeno no es el mismo. Sin embargo la especie Mycobacterium avium tiene 4 subespecies:

  • avium subespecie Avium (microorganismo que infecta a las aves)
  • avium subesp. hominissuis, (patógeno que infecta al humano)
  • Mycobacterium avium subesp. silvaticum y
  • avium subesp. Paratuberculosis

Se debe de conocer que el grupo de las bacterias Mycobacterium avium se encuentran dentro de las “no tuberculosas en humanos” por lo que aunque la M. avium avium que es la causante de la tuberculosis en aves no provoca la tuberculosis en humanos. No obstante si existe infección por la subespecie “hominissuis” en las personas, si pueden presentar los síntomas similares a la tuberculosis esto si la persona presenta alguna enfermedad grave como SIDA, leucemia o se encuentra inmunodeprimido.

Por lo que si uno se pregunta ¿Qué pasa si se consume carne de pollo con tuberculosis? La respuesta es que se tendrá una posible infección linfática, sin embargo esto dependerá de que tan fuerte sea el sistema inmune del individuo y de la subespecie del Mycobacterium avium. Ya que la denominada “hominissus” es la que puede ocasionar síntomas muy similares a la tuberculosis.

De las 4 variantes de Avium solo la subespecie hominissuis es la que genera problemas en humanos con baja inmunidad. Y dependerá de donde se aloje la bacteria para que se presenten los síntomas. Los 3 escenarios más comunes son:

Infección pulmonar por  Mycobacterium avium: Es la forma más común y se encuentra localizada en los pulmones, es más frecuente en personas con enfermedades pulmonares como asma, bronquitis, neumonía, etc.

Infección esparcida por M. avium: Es un tipo de infección que afecta a distintas partes del cuerpo, ocasionando problemas en diversos órganos. Es observada en personas con SIDA avanzado, linfoma o enfermedades graves que debilitan el sistema inmune.

Linfadenitis por M. avium: Es el escenario donde la infección ataca a los ganglios linfáticos, y es más común en niños de hasta 4 años.


Causas del contagio de tuberculosis aviar en las personas

pudrición del ala

Como se abordó anteriormente la gallina no tiene el mismo patógeno causante de la tuberculosis que las personas pero, aun así puede causar problemas de salud muy similares a la tuberculosis dependiendo del sistema inmune de la persona.

Las causas más comunes del contagio es por medio de vías directas con la infección. Pudiendo infectarse mediante comida o agua contaminada, heces infectadas que transportan a los patógenos por medio del aire. Es una bacteria capaz de sobrevivir en condiciones adversas por largos periodos.


Síntomas de tuberculosis aviar en humanos

Aunque los signos y síntomas de la bacteria Mycobacterium avium varían dependiendo de la forma y lugar de la infección (pulmón, ganglio o esparcida) existen algunas señales generales y comunes que se presentan en cualquiera de estos tipos, como son:

  • Fiebre
  • Fatiga
  • Pérdida de peso

Aparte de los 3 comunes que se mencionaron en los párrafos anteriores, los síntomas más frecuentes de la infección en el pulmón por Mycobacterium avium son:

  • Tos
  • Sudores nocturnos
  • Sensación de “cuerpo cortado”

En lo que respecta a los síntomas de infección esparcida se pueden observar los siguientes:

  • Sudores nocturnos
  • Diarrea
  • Falta de aliento
  • Dolor abdominal
  • Anemia

Aparte de los 3 generales que se presentan en todas las infecciones por la especie avium. En lo concerniente a la linfadenitis, la cual es la más común, esta provoca ganglios inflamados, por lo general solo de un lado del cuello y se presenta mayormente en infantes.

¿La tuberculosis es mortal?

antibioticos para pollos

En la época antigua esta enfermedad llego a ser considerada como la que ocasionaba el mayor numero de muertes. Actualmente la tuberculosis generada por el bacilo Mycobacterium tuberculosis y no por Mycobacterium avium (patógeno de la tuberculosis en aves) sigue siendo una enfermedad grave que si no se trata de forma correcta puede ser mortal.

Lo recomendable es acudir inmediatamente a un especialista para que valore su caso y le determine el mejor tratamiento a seguir. Por ser una enfermedad muy contagiosa debe de estar atento a las personas de su alrededor y que estos también se realicen estudios para descartar infección.

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *