Micoplasmosis Aviar ¿Qué es? Síntomas y Tratamiento

La Micoplasmosis en gallinas es una enfermedad infecciosa producida por varias especies de bacterias que afectan específicamente el sistema respiratorio de las aves de corral.

Micoplasmosis en pollos

Por tratarse de una infección de varias bacterias a la vez en el tracto respiratorio, provocan una enfermedad respiratoria crónica, con síntomas de gripe, secreciones, jadeos, disminución de peso y producción de huevos. Afortunadamente existen tratamientos para la micoplasmosis que pueden curar a las aves.


Definición de Micoplasmosis aviar

Se puede definir como micoplasmosis aviar al “conjunto de bacterias patógenas del genero Mycoplasma que provocan enfermedades respiratorias crónicas“. Provocando desde estornudos y jadeos, hasta coriza.

Para decirlo de otra forma, se puede ver a la Micoplasmosis como un “conjunto de distintas enfermedades respiratorias, que engloba generalmente, coriza aviar, conjuntivitis, estornudos y sinusitis, con sus respectivos síntomas. También te recomendamos conocer los mejores remedios para coriza aviar.

Bacterias involucradas

Existen 25 especies diferentes mycoplasmas de las aves, pero hay unas que son más relevantes que otras por el daño que ocasionan y su facilidad para transmitirse de un ave a otra. Entre las más importantes se encuentran:

  • Mycoplasma gallisepticum (MG)
  • M. synoviae (MS)
  • Mycoplasma meleagridis
  • Mycoplasma iowae

Una característica importante de este grupo de bacterias del genero mycoplasma, es que poseen una pared celular muy delgada, muchos no la consideran pared, parece más una membrana celular, esto provoca que se vuelva resistente a muchos antibióticos.


Síntomas

Los signos del micoplasma en pollos son muy variados. Esto porque dependerá en gran medida del tipo de cepa infecciosa y demás factores predisponentes como el estrés, infección secundaria por otras bacterias, especialmente E. coli. Pudiendo ser desde asintomáticos, hasta síntomas graves que provoquen la muerte.

Según el número y el tipo de especies bacterianas que infecten al ave, puede provocar el desarrollo de enfermedades como el coriza, sinusitis infecciosa, con sus respectivos síntomas iniciales, que puede irse agravando.

Síntomas iniciales de la micoplasmosis aviar:

  • Tos.
  • Estornudos.
  • Ronquera.
  • Cresta pálida.
  • Plumas erizadas.
  • Secreciones nasales y oculares.
  • Ojos hinchados.

Síntomas desarrollados (graves)

  • Inflamación facial (edema).
  • Disminución de peso.
  • Aumento de secreciones.
  • Baja producción de huevos en gallinas ponedoras.
  • Decaimiento general del ave hasta morir.
  • La gallina no se puede parar o tiene poca movilidad.
  • Puede llegar a afectar articulaciones y ligamentos (sinovitis).

Como se comentó, los signos de micoplasmosis pueden variar de un lugar a otro, esto dependerá de las “coinfecciones” de otras bacterias, virus, hongos o cualquier otro patógeno que agrave la salud del animal y aumente la mortalidad. Además una ave infectada NO puede presentar síntomas por un largo periodo hasta que sufren algún estrés, sin embargo serán portadoras de M. gallisepticum durante toda la vida.


Tratamiento

Este género de bacterias no posee pared celular, en contraste con la gran mayoría de las bacterias; de este modo, se debe evitar el uso antibióticos que afectan la pared celular al tratar esta enfermedad. Se recomienda el uso de fármacos veterinarios que contengan los siguientes activos:

  • Tisolina
  • Tiamulina
  • Tilmicosina

Estos antibióticos son muy eficaces para controlar y desaparecer los síntomas. Pero una gallina infectada siempre será portadora, pudiendo llegar a infectar a aves sanas. Si se quiere evitar el uso de fármacos, se recomienda conocer los mejores antibióticos naturales para pollos, efectivos para eliminar un amplio rango de bacterias.


Medios de contagio

La M. gallisepticum y la M. synoviae, son las bacterias más frecuentes en esta enfermedad, por ende son las de mayor importancia en la industria avícola. Estas se pueden introducir de diferentes maneras, como pueden ser las siguientes:

  • Llegada de gallinas nuevas al galpón.
  • Huevos empollados.
  • Por el movimiento de las personas.
  • Equipos y herramientas contaminadas.
  • Animales externos que funcionan como vectores de la infección.

Cuando una bandada doméstica se encuentra infectada y sin síntomas, es una gran fuente de infección para las demás aves de corral comerciales. Pudiendo llegar a contagiar a muchas más antes de notar los primeros síntomas.

La transmisión horizontal es el medio más frecuente de introducción, dado que generalmente, la enfermedad ha sido erradicada de las principales bandadas comerciales reproductoras. Además un ave infectada a pesar de ser tratada y eliminar los síntomas, quedara para toda su vida como portadora y transmisora de la infección.


Medidas de control y prevención

La mejor forma de prevenir los síntomas de esta grave infección es realizar los programas de vacunación. En el mercado se encuentra disponible vacunas comerciales disponibles (inactivadas, ts-11, 6/85 y cepa F). “La vacunación no previene la infección, pero si reduce la incidencia de signos clínicos y perdidas en producción”. Además, para evitar cualquier otra enfermedad siempre se recomienda las siguientes medidas:

  • Limpieza y desinfección constante de las instalaciones, equipo y herramientas.
  • Evitar la entrada de personas ajenas al lugar, sin una desinfección previa.
  • Contar con un programa de bioseguridad para el galpón.
  • Mantener la temperatura, humedad y ventilación adecuada.
  • Contar con una alimentación balanceada y agua limpia.
  • No mezclar pollos provenientes de otra granja sin un previo periodo de aislamiento.

Referencias:

Deja un comentario