Ajo y cebolla para pollos ventajas y preparación

Muchos criadores de aves de corral, recomiendan ampliamente el suministro de ajo y cebolla para pollos, debido a que estos frutos cuentan con excelentes propiedades que benefician la salud del animal. Dicho lo anterior, no es de extrañar que el uso de estos remedios caseros para pollos a ase de aliáceas este muy popularizado en la avicultura.

Si deseas saber cuáles son las ventajas y modo de preparación del ajo y cebolla para gallinas, continua con la lectura de este artículo. Aquí te diremos lo que puedes hacer.

Ventajas del ajo y cebolla para pollos

Desde hace mucho tiempo, el ajo y la cebolla se han utilizado como medicina natural debido a sus excelentes propiedades curativas y preventivas de enfermedades. También, actualmente se ha popularizado su uso debido a que se ha comprobado que el suministro de estos productos en razas ponedoras, ayuda a mejorar el rendimiento productivo y calidad de huevos de las aves. A continuación, en listaremos las ventajas de suministrar ajo y cebolla a las aves.

  • Sirve de vermicida.
  • Alto potencial terapéutico.
  • Sirve como antibiótico atacando bacterias patogenas.
  • Ejerce un efecto modulador de la microbiana intestinal.
  • Controla infecciones y parásitos.
  • Aporta vitaminas A, B1,B2 Y C, que son de gran beneficio para los pollos.
  • Es diurético.
  • Es antiséptico.
  • Estimula el sistema circulatorio.
  • Cura y previene enfermedades respiratorias y diarreicas en patos.
  • Antirreumático.
  • Mejora la puesta de huevos en razas ponedoras.
  • Mejora la calidad de los huevos.

También te sugerimos que conozcas las características de las mas populares y mejores razas de patos de postura.

Preparación de la cebolla y el ajo para los aves de corral

Existen distintas maneras de aplicar el ajo y la cebolla a los pollos, a continuación, describiremos tres de ellas.

1.- Suministrar cebolla y ajo de Manera Directa.

La manera directa se realiza cuando se cuenta con pocas gallinas (menos de 12). Puedes suministrar un diente de ajo y un pequeño trozo de cebolla directamente al pico de tus aves.

La dosis recomendada es la siguiente:

1 diente de ajo (1-2 g) por kilo de peso de la gallina. Por ejemplo, si el ave pesa 2 kilos entonces deberás proporcionarle un diente de ajo de aproximadamente 2 g partido a la mitad. Para la cebolla, lo único que debes hacer es picar un trozo que no exceda de  los 2 g y suministrárselo directamente al pico.

En caso de que observes algún síntoma de enfermedad en tus aves, o que tienen poco apetito o están decaídas, te recomendamos que les des en una sola toma un trozo de ajo o de cebolla (uno de los dos) durante un día. Si se trata de un problema de salud ligero, veras mejoría del animal de forma inmediata.

2.- Cebolla y ajo en Polvo

Si cuentas con una gran población de aves, puedes optar por comprar en el mercado el ajo y la cebolla en polvo. Ya que de esta manera te será más fácil suministrarle a todas tus gallinas estos productos.

Lo único que debes hacer es suministrar de 2 a 3 g de polvo de cebolla o ajo en el alimento de las aves y mezclarlo bien. Puedes hacer esto una vez al mes como preventivo, sin embargo, en caso de que haya un brote de enfermedad, te recomendamos suministrarlo durante 3 días.

También es importante conocer las caracteristicas de las mejores razas de patos de carne para evitar perdidas y tener animales con mayor peso.

3.- En forma de infusión

Otra forma práctica y sencilla de suministrar ajo y cebolla para pollos es mediante infusión. Sobre todo si se maneja un gran número de aves.

A continuación, describiremos el método de preparación:

Pela 6 ajos (12 g), y pícalo en pequeños trozos. Si prefieres usar cebolla de igual manera, pelas el fruto y  lo picas en pequeños trozos a una porción de 12 g. posteriormente, introduce el ajo o la cebolla picado en una botella y agrega 1,5 L de agua purificada a temperatura ambiente. Después introduce la botella al refrigerador. Mantén la botella durante 3 días en el refrigerador y procura agitarla al menos dos veces al día. Ya que pasaron los 3 días, pasa el agua por un colador para separar los restos de ajo o cebolla y listo, ya tienes la infusión.

Ya que tienes la infusión, lo único que debes hacer es agregar una pequeña cantidad de la infusión en el agua de tus aves y mezclarlo bien. La dosis recomendada es de una cucharada sopera de infusión por litro de agua.

Esto debes realizarlo durante 3 días seguidos, en caso de haber un brote de enfermedad. Si deseas utilizarlo únicamente como preventivo, entonces solo debes suministrarlo 1 o 2 veces al mes.

Recomendaciones

Como mencionamos, los beneficios de suministrar ajo y cebolla para gallinas son muchos. Sin embargo, “una dosis inadecuada, mala administración o abuso del uso de estos productos podría causar toxicidad y empeorar la salud de nuestras aves”. Por ejemplo, una dosis alta de ajo podría dificultar una correcta coagulación de la sangre y prolongar las hemorragias. Por ello, si estas decidido en suministrar ajo y cebolla a tus aves de corral, recuerda darles la dosis adecuada.

Siguiendo las recomendaciones e indicaciones aprovecharemos las propiedades de las aliáceas en beneficio de la salud de las aves de corral y no causaremos alguna intoxicación.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *